Proyecto de convivencia

Coordinadora: Eva Ortega

Objetivos:

La Educación para la Convivencia influye en gran medida en el bienestar de la comunidad educativa, en el desarrollo personal y social de los alumnos y en su rendimiento académico. Es por eso que este año se ha convertido en uno de nuestros principales objetivos, pretendiendo dar continuidad al camino tomado el curso pasado.

  1. La primera tarea tratará en resumir el reglamento que establece el ROF y redactarlo de forma simplificada.  De este modo, nos aseguraremos que todos los participantes comprendan adecuadamente cuáles son los comportamientos contra la convivencia establecidos en el Decreto, donde se dividen en 3 categorías, y cuáles son las consecuencias concretas resultantes.
  2. Una vez terminado, se les comunicarán a todos los alumnos, familiares, profesores y a todos los que tienen alguna responsabilidad con los alumnos. Para ello, se expondrán con las formas más adecuadas, siempre adaptadas a cada grupo. Por ejemplo, para los alumnos además de trabajarlas en tutoriales, se crearán carteles que se distribuirán en diferentes espacios...
  3. Por otro lado, según el Decreto no se pueden establecer medidas correctoras sin antes comunicárselas a las madres y padres. Dicho esto, la Dirección ha redactado los diferentes avisos, tomando por base documentos oficiales. La Comisión también se encargará de su análisis y de hacer los cambios pertinentes.
  4. Cuando se trate de conductas inapropiadas, buscará herramientas para controlarlas.
  5. De todos modos, somos conscientes de que sólo la comisión no asegura el éxito. Es por eso que, siguiendo las exigencias de la Administración, debemos garantizar la participación de toda la comunidad educativa. La Comisión será la encargada de dirigirlo, además de:
  • Crear el observatorio (la Asamblea de Alumnos ya está en marcha).
  • Convertirse en grupo dinamizador.
  1. Para poder desarrollar el proyecto, contaremos con la ayuda fundamental del Berritzegune que impartirá formación de manera puntual.
  2. Por último, todos los procesos puestos en marcha serán evaluados en búsqueda de la mejora continua: juegos de recreo, el buen funcionamiento de la patrulla verde, etc.